PRESENTACION

Compartir

WPS

   La seguridad de las redes inalámbricas ha evolucionado y mejorado mucho desde la implantación del cifrado WPA, y sobre todo, WPA2. Configurando nuestra red para que utilice el cifrado WPA2 sabemos que nuestra red utiliza un método de cifrado seguro, pero… ¿quién no se ha visto en la siguiente situación? Llegas a casa con tu portátil recién comprado y cuando lo estás configurando para que tenga acceso a tu red inalámbrica… no te acuerdas de cuál es la contraseña de acceso a la red. ¿Cuál era la contraseña? ¿La has cambiado últimamente? ¿La tienes apuntada en algún sitio? Y si no la recuerdas… ¿tienes la dirección IP del router y las credenciales para conectarte a su página de administración y averiguarla? Vaya lío, ¿verdad?
Además de la seguridad WiFi, las funciones que los routers inalámbricos incorporan también han evolucionado con el objetivo de hacernos la vida más cómoda. Y con esta idea en mente, los routers más actuales incorporan una nueva funcionalidad llamada WPS o WiFi Protected Setup.
El WPS es un mecanismo creado para facilitar la conexión de dispositivos a nuestra WiFi. Existen varios métodos mediante los cuales un dispositivo puede unirse a una red inalámbrica mediante WPS pero el más extendido y que a su vez es el que se usa en las redes domésticas, es el intercambio de PIN. El dispositivo debe transmitir un código numérico al router y a cambio este último le envía los datos para acceder a la red.
Es decir, si nuestro router tiene habilitada la funcionalidad WPS y queremos acceder a nuestra WiFi, simplemente tenemos que enviarle un código PIN de 8 dígitos para que el router nos permita acceder a la red inalámbrica. Habitualmente, este código PIN viene escrito en la parte inferior, pero existen maneras alternativas de averiguarlo.
El inconveniente de esta funcionalidad, es que ofrece una nueva opción para un ciberdelincuente interesado en acceder a una red inalámbrica, ya que el tiempo que el ciberdelincuente necesita para averiguar un PIN de 8 dígitos es mucho menor que el que necesita para averiguar la contraseña WPA2 configurada en la red.
Para mantener nuestra red WiFi segura, debemos renunciar a la comodidad de conectarnos mediante esta utilidad e introducir la contraseña WPA2 cada vez que queramos conectar un nuevo dispositivo a nuestra red.
Para desactivarlo debemos acceder a la página de configuración de nuestro router:
La dirección de acceso por defecto suele ser la 192.168.1.1
Introducir el usuario y la contraseña de acceso. Si no las hemos cambiado suelen estar escritas en la parte posterior del router y en el manual del dispositivo, aunque es muy recomendable cambiar las credenciales por defecto.
Y deshabilitar la opción de WPS.
Estos pasos son válidos para la mayor parte de los dispositivos pero podrían variar en función del modelo de router utilizado.
Una vez desactivada la funcionalidad de WPS, lo correcto sería cambiar la contraseña WPA/WPA2 y también podemos aprovechar para cambiar el nombre de usuario y la contraseña por defecto.
¡Ahora ya puedes usar tu WiFi con total tranquilidad!

0 comentarios:

Cuerpo Nacional de Policía

Guardia Civil

Noticias de PC World Profesional

Juan M. Medela. Con la tecnología de Blogger.