PRESENTACION

Compartir

Noticia de investigación diabética


Un gran descubrimiento que abren las puertas a tratamientos contra la enfermedad de la diabetes:

http://www.canaldiabetes.com/la-enzima-g3pp/

Proteger PC con contraseña en bios o uefi.

Cuando pensamos en poner una contraseña a nuestro ordenador, nunca nos damos cuenta de que en realidad, así solo estamos protegiendo el sistema operativo, no el ordenador completo. Cualquiera podría robarnos el ordenador y utilizarlo eliminando el sistema operativo, o incluso inutilizarlo. Sin embargo, podemos aumentar la seguridad configurando una contraseña para la BIOS.
Protege tu ordenador: contraseña en la BIOS o en UEFI
Cualquier usuario puede acabar fácilmente con nuestro ordenador sin tener la contraseña del mismo. Podría simplemente insertar un dispositivo USB con una versión Live de Linux, y realizar las modificaciones que quiera, o incluso podría instalar un sistema operativo sobre el nuestro. De esa manera, nuestro ordenador es muy poco seguro, y además es susceptible de ser robado, pues cualquiera podría reinstalar todo el sistema operativo. Sin embargo, podemos conseguir asegurarlo de una manera muy simple. Aunque cualquiera que pueda desmontarlo podría saltarse esta barrera de seguridad, lo mínimo que podemos hacer es poner de nuestra parte para maximizar la seguridad.

En Windows 7 o anteriores

Para configurar una contraseña de la BIOS, tenemos que acceder a esta desde el inicio del sistema. Para ello, reiniciamos el ordenador, y durante el arranque, tenemos que prestar mucha atención a la ventana que nos va a aparecer de la placa base. Esta ventana es de las primeras que aparece durante el arranque, y suele contener el logo del fabricante de la placa base. Para acceder a la BIOS hay que pulsar una tecla en concreto durante el tiempo que esa ventana está activa, que serán unos instantes. Esta tecla puede variar, pero lo más común es que sea F2. Supr, Esc, F1, F10, o alguna tecla semejante. Es probable que en la última línea de la ventana de la placa base aparezca la tecla que hay que pulsar para acceder a la configuración de la BIOS.

Una vez aquí tendrás que acudir a la pestaña Security, donde lo más probable es que te encuentres varias opciones de contraseña, como la contraseña de administrador y la contraseña de usuario. Puedes configurar éstas de diferente manera para que cada una sirva para cada cosa. Una podría ser para que el ordenador arranque, y otra para controlar el acceso a la BIOS. Es importante, eso sí, no olvidarse de estas contraseñas, pues en caso de que eso pasara solo nos quedaría como opción realizar una reinicio físico de la BIOS, desmontando el ordenador.

Por cierto, no os olvidéis de configurar el arranque del ordenador únicamente desde el disco duro, y bloquear los cambios, para que ningún usuario pueda llegar, e iniciar Linux desde un LiveCD. De nada vale poner contraseñas si después lo dejamos todo igual.

A partir de Windows 8

Como sabréis aquellos que ya contéis con una versión más reciente del sistema operativo, Windows 8 cuenta con UEFI firmware, que nos permite configurar las opciones de arranque del ordenador más fácilmente. Para ello, en la configuración de Windows 8 podrás acudir a los ajustes avanzados y a las opciones de arranque de Windows 8. En UEFI Firmware Settings podrás modificar la contraseña.

En Mac OS X

En los ordenadores de Apple, también habrá que modificar la contraseña del firmware UEFI. Para ello, reiniciamos el Mac, y mientras este se está iniciando, mantenemos Command+R para acceder al Modo Recovery. En Utilities > Firmware Password podremos configurar una contraseña.

Comprobar si la memoria RAM del PC tiene fallos

Programa el diagnóstico de memoria de Windows

Una de las causas más frecuentes de reinicios y errores en el sistema operativo tiene que ver con el estado de la memoria RAM, un componente que puede causar reinicios aleatorios con frecuencia. En el caso de que existan fallos en alguno de los módulos que tengas instalados, puedes detectarlos fácilmente desde el propio Windows.

Para comprobar si la memoria RAM de tu PC tiene fallos o si funciona correctamente, todo lo que tienes que hacer es entrar en el menú de Herramientas administrativas de Windows.

Puedes hacerlo de dos formas: buscando directamente desde el cuadro de búsqueda de Windows “Herramientas administrativas” o bien accediendo desde Panel de control>Sistema y seguridad>Herramientas administrativas.

Programa el diagnóstico de memoria de Windows

Una vez allí, haz clic sobre la aplicación Diagnóstico de memoria de Windows, y aparecerá una ventana emergente con dos opciones a escoger.

Con la primera, “Reiniciar ahora y comprobar si existen problemas”, la comprobación se llevará a cabo de inmediato (eso sí, el ordenador se apagará y se volverá a encender para ejecutar dicha tarea, así que deja todo lo que estés haciendo a buen recaudo).

Por su parte, si escoges la segunda opción (“Comprobar si existen problemas la siguiente vez que se inicie el equipo”), esta herramienta quedará programada para el próximo arranque de tu PC, sin interrumpir tu trabajo actual.

Tras terminar el análisis al cabo de unos minutos, si no se ha detectado ningún fallo puedes estar tranquilo (nada más entrar en Windows podrás ver el resultado dela prueba). Por el contrario, en función del error que aparezca, puede que lo más conveniente sea reemplazar tus módulos de memoria RAM por otros nuevos, asegurándote de que sean compatibles (es decir, del mismo tipo y que funcionen hasta con la velocidad máxima que soporte tu placa base).

Cuerpo Nacional de Policía

Guardia Civil

Noticias de PC World Profesional

Juan M. Medela. Con la tecnología de Blogger.