17 abr. 2020

Coronavirus y barras de pan: ¿hay que desinfectarlas?


El pan se ha convertido en un producto muy codiciado en la crisis del coronavirus. Son muchos los españoles que han optado por hacer en casa su propio pan para no tener que bajar cada día a la panadería. Y son unos afortunados porque la harina escasea. Otros, sin embargo, optan por comprar varias barras, congelarlas e ir sacándolas a medida que lo necesitan. Pero sea la opción que sea, las familias tienen una duda: ¿hay que desinfectar las barras de pan? En caso afirmativo, ¿cómo hacerlo?
Ya os hemos contado si hay que desinfectar los productos de la compra al llegar a casa. Ya sabéis que, de momento, la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA), ha informado de que la transmisión del virus por alimentos no está demostrada. «Los científicos y las autoridades de todo el mundo están monitoreando la propagación del virus y no ha habido informes de transmisión a través de los alimentos», ha asegurado el organismo. Por tanto, desinfectar las barras de pan no es necesario. Pero, si para tu tranquilidad deseas desinfectarlos, hazlo.
Los consumidores deben saber que los trabajadores de hornos de pan, quienes lo despachan y empleados de supermercados trabajan protegidos con mascarilla y guantes para preparar las bolsas de pan. Y es que las medidas realmente efectivas para prevenir el contagio son las que llevan dando las autoridades desde el inicio de la pandemia: lavado de manos adecuado, no tocarse los ojos, nariz ni boca, toser y estornudar en el interior del codo y mantener la distancia de seguridad.


Para «desinfectar» el pan la única medida es calentarlo a más de 50º, ya sea en el horno o en el tostador, ya que no se puede lavar con ningún producto. Te advertimos ya que si te llega por WhatsApp una información de que el pan es el principal foco de contagio es falso: se trata de un bulo.
Antes de calentarlo, es decir, antes de tocarlo, debes haberte lavado bien las manos y, si lo posas sobre la encimera de la cocina, asegúrate de que esté limpia y desinfectada. Por supuesto, nada de toser o estornudar sobre él ni de tocarte la cara mientras lo manejas. Con todas estas reglas deberás haber cumplido a la hora de ir al supermercado a comprar las barras, donde también habrás debido de guardar la distancia de seguridad.
Si lo compras, al llegar a casa, tira su envoltorio a la basura y guarda la barra en un nuevo recipiente, bolsa de tela, táper o cualquier otro que estén en condiciones.
Y si decides hacerlo en casa, debes tomar las mismas medidas de seguridad e higiene, ya que no debes ponerte a amasar sin haberte lavado antes las manos o sin haber desinfectado la superficie.

0 comentarios: