Cómo encontrar satisfacción en la jubilación: la guía completa (2020)

Algunos de los enlaces a continuación son enlaces de afiliados, por lo que podemos recibir una comisión, sin costo para usted, si realiza una compra a través de un enlace. Consulta nuestra Descargo de responsabilidad para más información. (* = enlace de afiliado)

Sentirse feliz por no tener que trabajar más no es lo mismo que vivir una vida plena durante la jubilación. Una vez que la alegría de la jubilación desaparece, los jubilados generalmente no tienen idea de lo que sigue. La mayoría incluso puede extrañar las interacciones sociales o quedarse atascado por la aparente desconexión social que viene con la jubilación.

Puede encontrar satisfacción en la jubilación enseñando, asesorando, ofreciéndose como voluntario o complaciendo cualquier cosa que lo haga sentir bien, como dedicarse a pasatiempos o hacer cosas que ama para ayudarlo a descubrir nuevas pasiones y habilidades. Lo más importante es que estará mental y físicamente ocupado y no se sentirá aislado ni aburrido.

Encontrar la realización durante la vida de jubilación no es una opción sino una necesidad, ya que puede ser absolutamente difícil vivir la vida de jubilación (de 10 a 30 años en promedio) sin ninguna dirección o propósito. Si es un jubilado nuevo o solo le faltan unos años para jubilarse, debería estar leyendo esto absolutamente para que pueda estar preparado para asumir el próximo capítulo importante de su vida.

Las diferentes fases de la jubilación

Diferentes personas tienen diferentes expectativas de jubilación. Algunas personas se jubilan voluntariamente porque creen que no tener que trabajar más puede ser muy divertido. Otros pueden jubilarse porque simplemente están agotados y les gustaría un descanso de la rutina diaria.

Independientemente de lo que crea que es la jubilación o de sus expectativas, hay algunas fases de jubilación por las que pasa cada jubilado: una justo antes y las otras durante la jubilación.

Cómo encontrar la realización en la jubilación: la guía completa

Fantasía previa a la jubilación

Durante esta fase, las personas que pronto se jubilarán visualizan las cosas maravillosas que les gustaría hacer durante la jubilación. Para algunos, esta fantasía o pensamientos previos a la jubilación podrían aparecer a los 50 o 40 años.

Fase de celebración

Es el periodo en el que acabas de dar el paso al retiro y estás recibiendo mensajes de felicitación, despedidas, apretones de manos, sonrisas, etc. por haber conseguido la hazaña personal. Es la fase más corta del viaje de jubilación y suele estar marcada por algún tipo de fiesta, cena grupal o cualquier otra forma de celebración.

Período de luna de miel

La luna de miel no se limita solo a las bodas. Una vez que terminan las celebraciones de la jubilación, generalmente sigue un período en el que los recién jubilados se dedican a hacer todas esas cosas que imaginaron durante su fase de fantasía previa a la jubilación. Esto podría incluir viajar, visitar parientes lejanos, perseguir pasiones, desarrollar nuevos pasatiempos, etc.

Fase de aburrimiento

Esta fase se puede comparar con la etapa de todo matrimonio en la que desaparece el subidón emocional de la boda. En el caso de la jubilación, es la fase durante la cual los nuevos jubilados pueden tener que lidiar con sentimientos de decepción. Pronto se dan cuenta de que la jubilación no es una vacación larga e interminable como pensaban. También podría significar períodos de soledad, aburrimiento y desilusión.

Fase de examen de conciencia

Esta es la fase de reorientación o período de creación de una nueva identidad. Durante esta fase, los jubilados aceptan y se acostumbran a sus nuevas situaciones de vida y avanzan en consecuencia.

Fase de rutina

Durante este período, se crea una nueva identidad (al menos parcialmente) y un nuevo horario diario. Los paisajes que parecían un poco extraños durante la fase de examen de conciencia ahora deberían haberse vuelto familiares. Durante esta fase se crea una nueva perspectiva y un nuevo sentido de propósito.

En este video de TedX, el orador brinda un maravilloso relato de primera mano de su transición de la aprensión temerosa a la realización durante la jubilación. Míralo para ganar algo de motivación: https://www.youtube.com/watch?v=CXNQryYDKi0

La importancia de encontrar un propósito en la jubilación

Para cumplirse, durante la jubilación o de otra manera, debe haber un propósito. Sin un propósito o meta, la vida simplemente no tiene sentido.

La palabra “propósito” podría significar diferentes cosas para diferentes personas. Para las personas que se han esforzado toda su vida para lograr una determinada meta en la vida o varios hitos, la palabra “propósito” puede parecer un poco encadenante e incluso podría ser sinónimo de dificultad. Pero esa es solo una forma de verlo.

Cuando se jubila o ya no trabaja por dinero o para sobresalir en su trabajo, debe encontrar un nuevo propósito. Sin un propósito bien definido, en su mayor parte terminará haciendo cosas que “excitan el placer”, que no serán “satisfactorias” en absoluto. Los jubilados que llevan una vida feliz son los que han descubierto un nuevo propósito.

Problemas/miedos que pueden encontrar los jubilados

Una vez que los nuevos jubilados han superado la fase de celebración y luna de miel de su jubilación, es probable que sean víctimas de los siguientes pensamientos y emociones.

Sentirse como un don nadie

Los nuevos jubilados a menudo se sienten sin importancia una vez que terminan todas las festividades de haber ingresado a la vida de jubilación y las actividades llenas de placer que realizaron para celebrar el hito.

Este sentimiento generalmente invade la mente de las personas que estuvieron ocupadas durante todos sus años de trabajo y de repente no tienen nada que hacer. Antiguos banqueros, maestros, chefs, contadores: casi todos los profesionales sienten esta pérdida de identidad.

Estas personas generalmente extrañan ser necesitadas, respetadas y valoradas por otras personas. Extrañan poder compartir comentarios o dar consejos a sus colegas. Extrañan no poder elogiar o criticar más a sus subordinados. Cuando estás envuelto en un entorno que te hace sentir importante, puede ser bastante devastador ver que esa burbuja se rompe de repente.

Falta de estructura en la vida

Antes de la jubilación, lo más probable es que haya tenido días bien estructurados. Tan pronto como sonó la alarma por la mañana, supo que era hora de ducharse, desayunar, preparar el almuerzo para el día y salir de su casa para conquistar el mundo.

Y también tuviste una rutina similar de regreso a casa. Sabías qué hacer, a qué hora y por cuánto tiempo cuando estabas en casa. Si tenía niños en casa, sabía cuándo atenderlos. Reservas diversión y entretenimiento para los fines de semana para poder concentrarte durante la semana.

Después de jubilarse, la mayor parte del trabajo en el que giraba su horario ya no estará allí. En otras palabras, tendría mucho tiempo libre disponible y es posible que no sepa qué hacer con él o cómo usarlo de manera productiva. Como resultado, incluso las personas más disciplinadas pueden perder interés en crear rutinas.

Si desarrolla nuevos intereses o podría mantenerse ocupado con las actividades mencionadas más adelante en este artículo, puede sentirse motivado nuevamente para trabajar en un horario.

Problemas de salud

Algunos jubilados pueden experimentar problemas de salud, como ansiedad y depresión, como resultado de la jubilación.

Sentirse solo, deprimido y sin importancia son sentimientos bastante normales que se desarrollan cuando se acaba de jubilar. Sin embargo, si persisten, entonces existe un motivo de preocupación. Los que viven solos debido a un divorcio o duelo corren un riesgo mucho mayor.

El duelo por la enfermedad terminal o la muerte de un cónyuge puede contribuir a aumento de las tasas de suicidio y depresión entre los ancianos. Tampoco se puede descartar el impacto financiero en forma de cargas financieras adicionales (deudas persistentes y facturas médicas) o disminución de los beneficios de pensión.

El miedo a sobrevivir a los ahorros

Quedarse sin fondos de jubilación antes de morir es una de las principales preocupaciones de muchos jubilados. Gracias al aumento de la esperanza de vida humana, los temores al riesgo de longevidad se han vuelto aún más prominentes en los últimos tiempos.

Los jubilados que se han encomendado la responsabilidad de administrar el dinero de su jubilación pueden tener que realizar un difícil acto de equilibrio. Gastar muy poco o ser demasiado cauteloso podría restringir innecesariamente su estilo de vida, especialmente durante la jubilación anticipada, cuando son más móviles y saludables.

Gastar demasiado, por otro lado, aumenta los riesgos de quedarse sin fondos. Una anualidad o pensión podría mitigar parte de este riesgo, ya que sirven como fuente de ingresos de por vida. Pero vienen con sus propios inconvenientes, que incluyen la pérdida de control sobre sus bienes personales, la incapacidad de dejar dinero para sus herederos, etc.

La diferencia entre placer y satisfacción

Cómo encontrar la realización en la jubilación: la guía completa

Muy a menudo, la gente confunde placer y satisfacción. Tienden a usar los dos términos indistintamente sin darse cuenta de que existe una diferencia fundamental entre los dos.

¿Qué es el placer?

El placer proviene de fuentes externas y proporciona satisfacción a corto plazo o temporal. El placer se siente bien en ese mismo momento, pero se desvanece rápidamente y te deja anhelando más.

Por ejemplo, cuando compra un nuevo teléfono inteligente o una consola de juegos, la felicidad que obtiene al ver el dispositivo en persona y usarlo es una forma de placer.

Una vez que la novedad del aparato desaparece, ya no proporciona el placer concebido. Cuando se lanza una nueva versión del producto, vuelves a sentir la misma felicidad y alegría. Pero luego desaparece una vez más después de unas pocas semanas o días. Y el círculo vicioso continúa.

No hay nada de malo en el placer o en sentir la necesidad de obtener placer. De hecho, está bien que esa ola de dopamina te golpee de vez en cuando. Es solo que no deberías volverte adicto a él.

Porque si lo haces, te volverás dependiente de cosas o eventos fuera de tu locus de control. Y si te vuelves demasiado dependiente del placer, las fases sin placer podrían estresarte.

¿Qué es el cumplimiento?

La realización, por otro lado, está arraigada dentro de ti. La sensación de satisfacción que ofrece es a largo plazo. Es básicamente la borrosidad y la calidez del placer que toca tu alma. El sentimiento de plenitud no está correlacionado con un evento. Incluso si lo es, el sentimiento durará mucho más que el evento real.

La realización es el sentimiento de haber logrado algo deseado o esperado. Por ejemplo, si le enseñó a su nieto los conceptos básicos de jugar al tenis y ese nieto se convierte en un jugador de tenis profesional, nadie puede quitarle el hecho de que usted fue su primer entrenador. Esa realidad llena al abuelo que hay en ti.

A los maestros se les paga por trabajar, y obtienen alegría y felicidad de un aumento salarial o una promoción laboral. Estos eventos periódicos les ofrecen felicidad y placer. Sin embargo, cuando sus estudiantes van a tener éxito en sus vidas o profesiones, la “patada” que obtienen se llama realización.

A diferencia del placer, la satisfacción no llega con frecuencia ni a intervalos regulares. Hay bastante proceso involucrado en encontrar satisfacción. Hay un esfuerzo involucrado y casi todos los que trabajan para lograr un objetivo lo experimentarán en un momento determinado de sus vidas. Cada vez que se establece la sensación de plenitud, la euforia experimentada es múltiple en comparación con la felicidad derivada del placer.

Maneras de encontrar la realización durante la jubilación

El camino para encontrar la realización podría ser bastante largo. Sin embargo, si haces cosas que amas o por las que te sientes inclinado, es posible que el destino no parezca demasiado descabellado.

Las siguientes son cosas que puede hacer para encontrar satisfacción durante la jubilación:

  • Tomando una vocación cercana a tu corazón
  • Interactuar con la gente y mantenerse social
  • Asumir nuevos desafíos o establecer continuamente nuevas metas
  • Mantenerse activo y saludable
  • No albergar malos sentimientos por nadie.

Echemos un vistazo a lo anterior con un poco más de detalle.

Considere una vocación a tiempo parcial

Retirarse de la vida profesional no significa que deba dejar de trabajar. Hay muchos jubilados que han probado vocaciones menos extenuantes o mentalmente menos exigentes y han hecho de ellas carreras alternativas.

De acuerdo a investigar, los jubilados que trabajan en algún puesto suelen gozar de mucha mejor salud, tanto física como mentalmente, e informan mayores niveles de satisfacción. Asegúrese de que el trabajo no sea de tiempo completo. Busque oportunidades de tiempo parcial o puestos que pueda administrar desde su casa.

Lo más importante es buscar oportunidades de trabajo que le encantaría aprovechar. El dinero no debe ser la fuerza impulsora.

Socializa más

No hay nada de malo en querer quedarse solo o disfrutar de momentos privados de vez en cuando. Pero eso no debería convertirse en un hábito.

Los seres humanos están diseñados para ser “criaturas sociales” y mantenerse al margen todo el tiempo no ayudará a su causa, incluso si es la persona más introvertida del planeta. Tu mente y tu cuerpo requieren alguna forma de interacción con otros homo sapiens, incluso si no te das cuenta de eso.

Busque algún tipo de comunidad de la que pueda ser miembro. Busque oportunidades para vincularse con personas que tengan pensamientos e intereses similares a los suyos. Si te gusta practicar un deporte o te apasiona la cocina o las manualidades, busca personas y/o grupos que compartan pasiones similares.

Podrías ser parte de un grupo que toma un café por la mañana juntos o podrías vincularte con personas que conoces con frecuencia en el parque. Como se mencionó anteriormente, no necesita estar constantemente rodeado de personas. Pero tener gente a tu alrededor en quien puedas confiar o relacionarte sería bueno.

Si tienes amigos y familiares para desempeñar ese papel, entonces eso es aún mejor. Pero asegúrese de que su círculo sea amplio y abarque más que solo familiares o personas con las que ha sido amigo durante mucho tiempo.

Sigue aprendiendo y explorando

Cómo encontrar la realización en la jubilación: la guía completa

La jubilación no es el momento en que baja las cortinas. Es posible que haya colgado las botas, pero eso no significa que trate todos los días durante la jubilación como vacaciones. Si hay ciertas cosas que no pudo hacer durante sus años de trabajo debido a limitaciones de tiempo u otras restricciones, ahora es el momento.

Las personas menos felices durante su jubilación son las que no pueden desvincularse de sus trabajos o simplemente no están dispuestas a probar algo nuevo. En cambio, podrían haber elegido cuidar permanentemente a sus nietos. Estas son personas que pasan la mayor parte de su tiempo atendiendo a sus hijos y nietos.

Para darle vida a las cosas, emprenda cualquier actividad nueva, como ser voluntario, leer libros con regularidad, etc.

Como persona jubilada, es muy fácil levantarse de la cama y no hacer nada o no sentir la inclinación de hacer ningún trabajo real. La vida de jubilado, para la mayoría de los jubilados y personas que esperan jubilarse, lleva consigo un mensaje indirecto de que está bien no hacer nada.

Desafortunadamente, es la rutina en la que cae la mayoría de la gente y luego les resulta muy difícil salir. Su mente se condiciona a la noción de estar inactivo o períodos de descanso indefinidos. Si quieres hacer eso, entonces está bien.

Ciertamente no estás cometiendo un crimen al no pensar en nada o al no planear hacer nada en absoluto. Sin embargo, si desea vivir una vida plena durante la jubilación, la inactividad o la hibernación indefinida deberían ser lo último que tenga en mente.

Tenga en cuenta que es posible que no pueda averiguar qué hacer de inmediato. Por ejemplo, si cree que cocinar o pintar es lo que realmente le interesa, existe la posibilidad de que descubra que esas no son sus verdaderas vocaciones una vez que las pruebe. Tal vez, eres un maestro natural, algo de lo que no tenías idea antes. Por lo tanto, sigue probando y explorando cosas nuevas.

Como persona jubilada, tiene una cantidad de tiempo más que decente en sus manos. Por lo tanto, no necesita apresurarse en las cosas ni esforzarse para que le guste algo o sobresalir en algo en particular. Y si lo que le gusta hacer no lo ocupa durante un período considerable de tiempo durante el día, siempre puede descubrir nuevos pasatiempos más tarde para ayudar a llenar el día.

Haga ejercicio y manténgase activo

Podría decirse que mantenerse activo y saludable es la mejor manera de vivir felizmente durante la jubilación. Esto implica comer bien y tener un programa de ejercicio adecuado. Si nunca fuiste realmente del tipo de “ejercicio”, puedes comenzar caminando. Caminar podría ofrecer importantes beneficios para la salud, incluido un impulso en la salud mental. Cuando está físicamente en forma, es probable que también esté en buena forma mental. Caminar es la forma más fácil de mantenerse física y mentalmente saludable.

Si está buscando incorporar más ejercicios o ejercicios reales en su rutina y/o siente el deseo de desarrollar músculos, contrate a un entrenador físico. Haga que su médico también participe, especialmente si tiene ciertos problemas de salud. No hace falta decir que tómatelo con calma.

Deja ir la ira y el odio

No tomes en serio a las personas o las cosas que te hacen o te dicen, en particular las acciones y las palabras que pueden herirte. Aprende a lidiar con los problemas lo más rápido posible y supéralos lo antes posible. No te aferres a pensamientos o emociones negativas, ya que podrían acumularse fácilmente y convertirse en un gran equipaje.

Con el equipaje mental, podría ser bastante difícil vivir y disfrutar de su período de jubilación. Liberarse del equipaje mental que podría estar cargando de su pasado puede ser extremadamente catártico y hará que encontrar la realización en la vida sea mucho más fácil.

Algunos otros cambios que hacer para adaptarse a la vida jubilada

Asumir un papel docente, asesorar a las personas, aprender constantemente cosas nuevas, etc. suena genial. Pero hay algunas otras cosas que debe hacer para mantenerse feliz y ordenado como jubilado.

Crear un presupuesto nuevo

Después de la jubilación, cuando no gane tanto como antes de jubilarse, ahorrar dinero se vuelve primordial. Incluso si ahorrar dinero es algo natural para usted, es posible que aún tenga que hacer algunos ajustes en sus finanzas personales después de la jubilación. Idealmente, debe crear un plan de gastos que pueda durar al menos un par de décadas.

Averigüe lo que posiblemente necesitaría y no requeriría durante su vida posterior a la carrera. Por ejemplo, gastaría considerablemente menos en ropa de negocios. Sin embargo, es posible que deba agregar nuevas categorías de gastos, como tarifas de membresía en diferentes organizaciones en las que tiene la intención de registrarse.

Cree un presupuesto que reserve una cantidad decente de fondos para diversión o entretenimiento. Durante la elaboración del presupuesto, se daría cuenta de lo importante que sería conseguir un trabajo de medio tiempo, ya que posiblemente no pueda irse de vacaciones todos los años solo con el dinero de la jubilación. Cuando equilibre sus gastos y ahorros, tendrá dinero extra para gastar en otros u otras actividades, como llevar a sus nietos a almorzar todas las semanas.

Si no es bueno para hacer presupuestos o nunca antes ha hecho planes presupuestarios, pídale a un asesor financiero que lo haga por usted. Un asesor financiero evaluará su situación y elaborará un plan financiero en consecuencia.

Establecer metas modestas

Antes de la jubilación, es posible que haya tenido varios hitos pequeños que alcanzar o tareas que completar, como terminar proyectos, cumplir plazos, obtener un ascenso, etc. Estos objetivos fueron la razón por la que siguió avanzando. Asegúrese de mantenerse orientado hacia las metas, incluso durante la jubilación. Las metas que se establezca durante la jubilación deben ser pequeñas y preferiblemente diferentes de las que tenía antes de la jubilación.

Por ejemplo, piense en las cosas que le gustaría lograr durante su primer mes de jubilación. Tal vez le gustaría perder algunas libras o aumentar algunas libras de peso: establezca metas para los próximos meses o un año. Escríbelas para que no te sientas mentalmente agobiado por tener que recordarlas todas.

Recuerde, sus objetivos deben ser divertidos, alcanzables y específicos. Si el objetivo es leer una cantidad particular de libros en la próxima semana o dos, anote los nombres del libro y sus autores, ya que eso podría ayudarlo a cumplir sus objetivos.

Mantenga intacto el vínculo con antiguos colegas y viejos amigos

Haberte hecho amigo de un grupo particular de personas con las que trabajaste durante décadas y la perspectiva de no volver a verlos de repente puede ser una píldora bastante difícil de tragar. Por lo tanto, manténgase en contacto con sus viejos amigos y reúnase con ellos regularmente mientras fomenta nuevas relaciones.

Podría hacer que las reuniones con sus viejos amigos sean parte de su rutina. Por ejemplo, pídale a un amigo que se reúna con usted todos los lunes para almorzar. Otro amigo podría acompañarlo a dar un paseo todos los miércoles. Y si no planeas hacer mucho los viernes, reúnete con otro amigo para tomar un café todos los viernes por la noche.

Si son amigos de la familia o conocen bien a los cónyuges, invítelos o diríjase a su casa para cenar una vez al mes. Si no hay muchas personas en tu vida para conocer durante la semana, tómalo como una excusa para conocer gente y hacer nuevos amigos.

Conclusión

Vivir una vida plena en la jubilación no se trata de estar ocupado. No se trata de pasar tiempo con los nietos, ir de compras, mirar atracones netflix, jardinería, planear un crucero de verano, etc. Estas actividades, sin duda, lo mantienen ocupado y lo hacen sentir bien. Pero son a corto plazo o no sostenibles. No puede ver películas al trote o ir de compras cada dos días. Además, lo más probable es que no viva con sus nietos ni los vea todos los días.

La realización se trata de sentirse valorado, respetado y capaz de contribuir a los demás y a uno mismo. Cuando estás satisfecho, no necesitas estímulos externos o no quieres que otras personas o cosas te entretengan o atraigan. La realización es cuando empiezas a disfrutar de tu propia compañía. Y una de las mejores maneras de lograrlo es aprendiendo cosas nuevas y queriendo expandir constantemente su depósito de conocimientos y habilidades.

Los años de jubilación deben verse como una oportunidad para hacer algo nuevo y no como un período de relajación e inactividad indefinidos. La clave es desarrollar nuevas metas y seguir avanzando. Antes de la jubilación, trabajaba para una empresa o su negocio. Durante la jubilación, debe trabajar en sí mismo.

Fuentes

Deja un comentario