Cómo estudiar cuando seas mayor: una guía paso a paso (2020)

Algunos de los enlaces a continuación son enlaces de afiliados, por lo que podemos recibir una comisión, sin costo para usted, si realiza una compra a través de un enlace. Consulta nuestra Descargo de responsabilidad para más información. (* = enlace de afiliado)

Vas a volver a la escuela después de muchos años de ausencia, o debido a un cambio de carrera, o estás reingresando a la fuerza laboral después de quedarte en casa criando a los niños. Si vas a volver a la escuela a mediados de los 40 o 50 años, probablemente te estés preguntando si puedes continuar con tus estudios como tus compañeros de clase más jóvenes. ¿Y qué hay del adagio: “No se le pueden enseñar trucos nuevos a un perro viejo”?

¿Te preguntas cómo estudiar cuando seas mayor? Sigue esta guía de estudio paso a paso para aprobar tus clases:

  • Enfócate en una clase a la vez.
  • Trabaje para comprender el material en lugar de memorizarlo.
  • Relaciona el material nuevo con lo que ya sabes.
  • Estudie en secciones pequeñas, ¡no se abarrote!
  • Ponte a prueba a menudo para aumentar el conocimiento.
  • Aprende nueva tecnología.
  • Toma buenas notas.

Regresar a la escuela cuando seas mayor puede ser un desafío, pero no es imposible. Sigue leyendo para saber cómo y por qué te irá mejor en la escuela ahora que cuando tuvieras 20 años.

Comenzar de nuevo a los 50 en una nueva carrera

Una de las principales razones por las que vas a volver a la escuela es para empezar de nuevo con una nueva carrera, ¿verdad?

Puede ser que regrese a la fuerza laboral después de criar a sus hijos y administrar un hogar. O bien, su empresa se está reduciendo y usted está despedido. Por alguna razón, necesita aprender una nueva habilidad u obtener un título diferente para comenzar de nuevo. No es fácil.

Regresar a la escuela después de más de 20 años nunca es fácil, y hoy en día es un poco diferente de lo que era entonces. La tecnología informática ha avanzado drásticamente hasta el punto en que puede ser irreconocible. Por otro lado, es posible que esté familiarizado con la mayor parte de la tecnología y solo necesite repasar sus habilidades.

Debe familiarizarse con las cosas con las que los estudiantes más jóvenes crecieron y dieron por sentado.

Si bien la universidad ahora es muy costosa, puede encontrar préstamos y/o subvenciones como estudiante no tradicional para ayudar a pagar la escuela. Él Fundación AARP ofrece becas para adultos mayores de 40 años, siempre que tenga bajos ingresos y esté inscrito en un colegio o universidad estadounidense acreditada.

Otra fuente de financiación para mujeres mayores de 35 años es la Fundación Jeanette Rankinque otorga becas a aquellos que están buscando un título de un colegio o universidad acreditada, que viven en los Estados Unidos o provincias de los Estados Unidos.

Puede encontrar otras formas de comenzar una nueva carrera que no tienen por qué ser costosas.

  • Si está empleado y necesita más educación o habilidades para avanzar en su carrera, su empleador podría pagar la factura, siempre que permanezca empleado durante un período de tiempo específico en su empresa.
  • Algunas universidades ofrecen crédito universitario para la vida o la experiencia laboral para estudiantes mayores si realiza un examen que demuestre su competencia.
  • Haga un balance de sus habilidades y experiencias para descubrir qué se puede transferir a una nueva carrera. Lo más probable es que no necesite un título completo para avanzar en su carrera o ingresar a una nueva carrera. Es posible que solo necesite unas pocas clases más.
  • Programas de formación empresarial puede ser una opción si su empresa opera sus propias “universidades” para sus empleados.

La universidad es solo una forma de obtener una nueva carrera y es el enfoque de esta guía.

Si necesita regresar a la universidad y tiene miedo de no lograrlo porque es mucho mayor que los estudiantes tradicionales, esta guía de estudio lo ayudará a terminar la escuela sin demasiados obstáculos en el camino.

El envejecimiento del cerebro y la escuela

Cómo estudiar cuando seas mayor_ Una guía paso a paso

Es un error pensar que el cerebro de mediana edad pierde su capacidad de aprender cosas nuevas. Si bien se han registrado disminuciones en el procesamiento y la memoria, según el Asociacion Americana de Psicologiael cerebro de mediana edad sobresale en habilidades de razonamiento abstracto y espacial, habilidad matemática simple y habilidades verbales.

Las personas de 50 y 60 años no experimentan deterioro mental, ya que el cerebro se reconfigura hasta bien entrada la mediana edad mientras se aferra a experiencias y habilidades anteriores. El artículo también establece que los cerebros que envejecen son más tranquilos y menos neuróticos que las mentes más jóvenes, lo que permite menos distracciones emocionales que los cerebros más jóvenes.

Regresar a la escuela más adelante en la vida presenta diferentes desafíos, pero es posible que comprenda mucho mejor el material ahora. Científico americano informó que los estudiantes de mediana edad, cuando se encuentran en un entorno de aprendizaje de apoyo, pueden aprender tan bien como sus contrapartes más jóvenes, de manera muy similar a como aprende un niño pequeño.

¿Por qué, entonces, las personas a menudo asumen que deben concentrarse solo en mantener, en lugar de aumentar, sus habilidades cognitivas una vez que alcanzan la mediana edad?

Durante mucho tiempo se ha pensado que el cerebro que envejece no puede manejar el aprendizaje de nuevas habilidades como en la infancia, y si las personas se mantuvieran activas para mantener esas habilidades, las habilidades cognitivas no disminuirían en la vejez. Más información muestra que esto es falso, ya que las personas pueden aprender cosas nuevas hasta bien entrada la vejez.

Estudiar y aprender como un estudiante mayor

Las experiencias de vida contribuyen a tu capacidad de aprendizaje, ya que puedes relacionar nuevos conceptos con lo que ya has aprendido a través de tus experiencias y sabiduría. Debido a que las personas ingresan a la universidad más tarde en la vida, algunas universidades son ofreciendo creditos para el trabajo y la experiencia de vida para reducir el número de clases necesarias para obtener un título.

Aprender como adulto mayor conlleva desafíos, pero no tantos como crees. Muchas estrategias de aprendizaje sugeridas para los estudiantes más jóvenes también pueden aplicarse a los estudiantes mayores.

Por ejemplo, leer todo el material del examen no se considera estudio, especialmente si lo lee solo una o dos veces. Para repasar, debe tomar notas, escribir un resumen del contenido y luego enseñárselo a sí mismo frente al espejo. Estudiar es más una experiencia inmersiva que pasiva.

Estudiar como adulto mayor toma un tiempo para acostumbrarse, pero con el tiempo, podrá establecer una buena rutina adaptada a su estilo de aprendizaje.

El último punto a considerar es que después de administrar un hogar junto con una carrera o criar hijos, tienes una ventaja sobre los compañeros de clase más jóvenes. Las habilidades de gestión del tiempo son algo con lo que luchan los estudiantes más jóvenes, pero usted es un experto.

Manejar varias clases por semestre puede ser más fácil de lo que piensas. Tus experiencias de vida te ayudarán a priorizar tareas y exámenes. No creas que no puedes ir a la escuela solo porque eres mayor. Es posible que estés mejor preparado para la escuela porque eres mayor y más sabio.

Tenga en cuenta: la velocidad de procesamiento de su cerebro puede ser un poco más lenta como un estudiante mayor, por lo que debe ajustar sus métodos de estudio en consecuencia. Pero solo necesita estudiar de manera diferente a lo que está acostumbrado. El hecho de que ya no tengas 20 años no significa que no puedas aprender o memorizar nuevos conceptos.

Paso uno: concéntrese en una clase a la vez

Mientras estudias, no abordes varias clases o materias a la vez. Múltiples fuentes de información al mismo tiempo pueden confundirlo en lugar de ayudarlo. También es difícil para los estudiantes más jóvenes hacer esto.

Estudiar más de una clase a la vez es multitarea, lo que rara vez funciona mientras se estudia. multitarea está bien para las otras partes de tu vida. Pero cuando intenta aprender nuevos conceptos, puede abrumarlo y distraerlo, lo que es perjudicial para el aprendizaje.

Estudiar por largos periodos no es propicio para el aprendizaje. Y es posible que aprenda menos de lo que aprendería con sesiones de estudio más cortas, lo que puede mover el material de la clase a su memoria a largo plazo. Estudios muestran que al estudiar en ráfagas cortas, como 10 minutos más o menos, puede reconfigurar su memoria para el almacenamiento a largo plazo.

Como un estudiante mayor con quizás una velocidad de procesamiento más lenta, concentrarse en una clase a la vez puede crear una comprensión más profunda del material y mantenerlo para la recuperación de la memoria a largo plazo cuando lo necesite.

Consejo profesional: cuando estudie, guarde todos los demás materiales y distracciones. Elija la clase con la que comenzar y establezca sus materiales de estudio, incluidas las notas de clase, el libro de texto y otros materiales de estudio. Configure un temporizador para una cantidad de tiempo razonable y póngase a trabajar. Cuando suene el cronómetro, tome un descanso, luego repita este proceso con otra clase, o tome un descanso más prolongado.

Paso dos: Trabaje para comprender, en lugar de memorizar, el material

Las habilidades de memorización y procesamiento tienden a declinar con la edad. En lugar de lamentar este proceso y pensar que no podrá asistir a la universidad más adelante en la vida, puede hacer las cosas de manera diferente para mantenerse al día con sus compañeros más jóvenes.

Un paso que puede tomar es trabajar para comprender el mensaje general en lugar de memorizar el material. Aún necesitará recordar hechos y otra información. Pero si conoce el material presentado, es mucho más probable que obtenga mejores calificaciones. La comprensión también mantiene activas las sinapsis cerebrales, lo que tiene ha sido probado para mantenerlo fuerte en la vejez.

Cuando estabas en la escuela primaria y secundaria, la memorización te ayudaba a superar los exámenes. En la escuela secundaria, necesitabas tener cierta comprensión del material al menos, pero en general, la memorización aún te ayudaba. Si asistió a la universidad en sus primeros años, puede recordar que la memorización ayudó un poco, pero comprender el material era más importante.

La mejor manera de comprender el material, en lugar de memorizarlo, es crear conexiones entre el concepto y los escenarios de la vida real.

Por ejemplo, si estás tomando clases para terminar tu maestría en derecho y has trabajado como secretaria legal durante muchos años, puedes relacionar cualquier concepto con tus experiencias como secretaria legal.

Un concepto de ley como quid pro quo, que es “algo por algo” en latín, podría estar relacionado con un caso en el que trabajó a través de su empleo. Cuando pruebe ese concepto más adelante en clase, recordará el ejemplo anterior para recordar la respuesta.

O, si está inscrito en un programa culinario, relacione esos conceptos con sus experiencias culinarias pasadas, como aprender habilidades con el cuchillo o hacer crema batida.

Mientras se prepara para regresar a la escuela, comprender el material será vital para aprobar sus clases.

Consejo profesional: Leer tus libros de texto es no como leer una novela, por lo que hojear el material no te ayudará a dominarlo. Tómese su tiempo y lea el contenido una vez, luego regrese y comience a tomar notas por segunda, tercera y quizás cuarta vez. Cuando sientas que dominas el material, sigue adelante. Hacer esto le ayudará a comprender en lugar de memorizar.

Paso tres: relacione el material nuevo con lo que ya conoce

Con la edad viene la experiencia de la vida, así como la sabiduría y una disposición más tranquila. Los estudiantes más jóvenes no tienen eso, por lo que tiene una clara ventaja ya que tiene más conocimiento general para aprovechar al pasar por sus clases.

Si relaciona lo que está aprendiendo con lo que ya sabe, recordará el nuevo material mucho más rápido.

Tal vez ya hayas asistido a la universidad antes y tengas algo de experiencia en el tema que vas a estudiar de regreso a la escuela, que luego se puede aplicar a material nuevo. O tal vez usted trabajó durante 25 años en la misma industria en la que asiste a la escuela, por lo que este conocimiento lo ayudará a asimilar la nueva información.

Pero, ¿qué sucede si nunca ha tenido experiencia profesional o educativa en este nuevo campo? Es posible que aún tenga experiencia relevante. Por ejemplo, digamos que está ingresando al campo de Contabilidad, pero no tiene experiencia profesional.

Sin embargo, si ha administrado los gastos de su hogar hasta este momento, ya sabe cómo es un presupuesto equilibrado. Relaciona tus estudios con lo que ya has hecho.

Al igual que en el paso anterior, relacionar conceptos con tus experiencias pasadas te ayudará a recordar las respuestas más adelante en los exámenes. Al ser un estudiante mayor, puedes usar esto a tu favor, ya que tus experiencias de vida te han preparado para este momento.

Consejo profesional: crea un mapa mental cuando se enfrentan a nuevos conceptos. En una hoja de papel, escriba la palabra que representa el nuevo concepto en el medio del papel. Luego escribe otros ideas relacionado con esa palabra en un círculo, dibujando líneas hasta el término medio. El objetivo de esto es ayudarte a recordar conceptos a través de la asociación de otras palabras, así como relacionarlo con lo que ya sabes.

Cuarto Paso: Estudie en Pequeñas Secciones – ¡No se abarrote!

Cómo estudiar cuando seas mayor_ Una guía paso a paso

Estudiar la noche anterior a un examen apenas funciona para los estudiantes más jóvenes, por lo que probablemente no sea una buena idea para ti. De acuerdo a El centro de aprendizaje de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, las largas sesiones de estudio hacen que pierdas la concentración y te dan un rendimiento general más insatisfactorio en las pruebas.

Recomiendan, en cambio, dividir sus sesiones de estudio en incrementos cortos. Esto no solo es beneficioso para su salud física, sino que también lo ayuda a retener la información por más tiempo, ya que proporciona una comprensión más profunda del material.

Como se mencionó anteriormente, las sesiones de estudio cortas pueden ayudarlo a memorizar el material mucho más rápido, ya que su cerebro no se abruma con una gran cantidad de contenido nuevo al mismo tiempo. Además, cuando tomas pausas de distracción planificadasle da a su mente la oportunidad de procesar la información que acaba de aprender, antes de ingresar nuevos datos.

Estudiar antes de un examen es perjudicial para tu cerebro, ya que recordarás menos cuando sea el momento de tomar el examen. Cuando estés trabajando para comprender el material, en lugar de memorizarlo, las pequeñas sesiones de estudio te ayudarán a asimilar mejor el contenido.

Consejo profesional: tan pronto como sepa la fecha de su próxima prueba, comience a estudiar pequeñas secciones del material y revíselo para familiarizarse con el contenido. Crea notas, realiza pruebas de práctica o escribe resúmenes de la sección que estás estudiando. Luego tome un breve descanso: salga a caminar, tome un refrigerio o tome un descanso para ir al baño.

Roma no se construyó en un día y no obtendrás tu título en un mes, así que relájate y tómate tu tiempo.

Paso cinco: ponte a prueba con frecuencia mientras estudias

Mientras que en el mismo tema de estudiar en bloques pequeños, si se prueba a sí mismo mientras está repasando, puede retener mejor el material nuevo.

Un estudio mostró cómo tomar exámenes de práctica podría ayudar a mejorar su memoria a largo plazo. Involucró a 120 participantes encargados de aprender 30 palabras con imágenes en una computadora. Luego se les pidió que escribieran la oración antes de que cambiara la combinación de palabra/imagen.

El primer grupo recibió varias pruebas de práctica más tarde para practicar cómo recuperarlo de la memoria. Por el contrario, al segundo grupo se le dijo que estudiara las palabras y las imágenes como en una experiencia de estudio universitario de la vida real.

Los participantes que estudiaron las palabras sin pruebas de práctica recordaron menos palabras en general que los participantes que tomaron pruebas de práctica en el camino.

Los exámenes de práctica ahora forman parte de los libros de texto y los textos en línea, lo que facilita que los tome después de estudiar cada capítulo. Esas pruebas pueden ayudarte a aumentar tu comprensión del material mientras estudias, así como tu capacidad para memorizar todo lo necesario para aprobar las pruebas y escribir ensayos.

Consejo profesional: cree sus pruebas de práctica escribiendo varias preguntas con las que no esté familiarizado, así como una clave de respuesta. Luego desafíate a ti mismo tomando esas pruebas para ver cuánta información has retenido. Hacer esto también te ayudará a ver dónde se encuentran tus debilidades para que puedas estudiar más esas áreas. O simplemente tome las pruebas de práctica en el libro.

Sexto paso: Aprenda nuevas tecnologías

Probablemente sepa cómo usar la última tecnología y tenga una tableta, una computadora portátil e incluso una computadora de escritorio. Has adoptado todos estos dispositivos tanto como las generaciones más jóvenes, aunque no creciste con computadoras. Muchos adultos mayores saben cómo enviar correos electrónicos, enviar mensajes de texto en Facebook o incluso buscar cosas en Google.

Así que no te preocupa volver a la escuela y aprender nuevas tecnologías, ¿verdad? En su mayor parte, no tienes nada de qué preocuparte. Sin embargo, algunas cosas han cambiado desde la última vez que estuviste en la escuela.

Las aulas de hoy son muy diferentes.

Los profesores utilizan una variedad de aplicaciones para colaborar con sus alumnos, incluido Google Docs, en el que crean plantillas. Luego, los estudiantes lo usan para escribir trabajos o ensayos, lo que facilita que los profesores los califiquen cuando estén completos.

Los proyectos grupales también son más accesibles hoy en día, ya que utilizan Flojo – una plataforma de colaboración que permite mensajería instantánea, correos electrónicos, videollamadas y otras herramientas de colaboración. Si necesita conversar con su profesor sobre algo, Slack ofrece una opción conveniente para ambos, si es demasiado difícil llegar a su oficina durante el horario de oficina.

La realidad virtual, o VR, también encontró su camino en el aula para campos como la medicina, donde pueden operar en un cadáver virtual.

Por último, las videoconferencias permiten que grupos que de otro modo no podrían reunirse en persona trabajen juntos en línea.

Las aulas de hoy no son como las recuerdas, pero te sorprenderá gratamente lo simple que es aprender. Si sabe cómo acceder a las redes sociales, enviar un correo electrónico o reproducir un video, estará bien aprendiendo la última tecnología en el aula.

Si bien la tecnología ha cambiado y el formato puede ser diferente al que estás acostumbrado, la premisa básica de la escuela no ha cambiado. Todavía se requiere estudiar para aprobar sus clases, y las conferencias siguen siendo parte de las clases universitarias.

Consejo profesional: tómese un tiempo para aprender las aplicaciones que no conoce y practique su uso en su tiempo libre. Si no entiendes algo, pídele ayuda a un profesor o a un compañero de estudios. No hay vergüenza en pedir ayuda, especialmente sobre una aplicación. Necesitarás saber cómo usarlo para poder pasar la escuela.

Paso siete: toma buenas notas

Todos los pasos anteriores no importarán si no tomas buenas notas en clase, porque las conferencias y las tareas se incluyen en todos los exámenes. Además, escribir puntos importantes puede crear una mejor retención de la memoria más adelante cuando la necesites mientras estudias o haces exámenes.

La mejor manera de tomar buenas notas incluye el siguientes puntos:

Haz tu tarea antes de venir a clase.

Lee el material y haz los ejercicios de práctica. Si llega a clase con algún conocimiento previo del contenido, sabrá qué puntos de la lección debe escribir y podrá concentrarse en la lección con cierta familiaridad.

1. Cree alguna organización para sus notas.

Comience una nueva clase en una nueva página y póngale la fecha, para que pueda consultarla más tarde mientras estudia. Hacer esto te ayudará a encontrar información específica más fácilmente, especialmente si agregas un tema y subtítulos a las notas de cada día.

2. No intente escribir cada palabra que se diga en clase.

No todas las palabras que dice el profesor deben escribirse. Y si lo hace, es posible que se pierda los puntos críticos. Apunte a los aspectos más destacados, como en un carrete de deportes, y debería tener lo que necesita.

3. Cree una forma de relacionar el material con sus experiencias de vida.

Si eso incluye el mapeo mental o la creación de gráficos dentro de sus notas durante la clase, eso es lo que funcionará para usted. Si por casualidad piensas en una experiencia similar cuando el profesor está haciendo un punto, escríbelo en el margen al lado de ese punto. Recordarás ese punto más adelante porque creaste un mapa a partir de tus propias experiencias.

4. Si tomar notas en papel no es lo tuyo, toma notas en una computadora portátil.

La mayoría de las universidades de hoy animan a los estudiantes a traer una computadora o tableta a la clase para tomar notas, así que si eres mejor escribiendo notas en lugar de usar un bolígrafo y papel anticuados, hazlo.

5. Revisa tus notas después de clase con un resumen.

Tómese unos minutos para revisar sus notas si tiene tiempo después de la clase. Mientras examina, escriba algunas oraciones para resumir lo que se dijo en clase. Recordará más material y recordará mejor los próximos exámenes.

Consejo profesional: no se preocupe por tomar notas si no es bueno en eso. Muchos profesores compartirán sus notas en línea después de la clase en caso de que te hayas perdido un punto importante. Sin embargo, si su profesor no hace eso, no dude en visitarlo durante el horario de oficina para hablar sobre una clase en particular y pedir notas.

Conclusión

Si su cambio de carrera requiere que vaya a la universidad, seguir estos consejos de estudio lo ayudará a adaptarse a la escuela en poco tiempo. Regresar a la escuela después de estar fuera de práctica durante más de 20 años puede ser un gran ajuste, pero puedes hacerlo.

Recuerde que va a estar en la escuela con estudiantes que probablemente tengan la edad de sus hijos, pero eso no significa que no pueda aprender o que no tenga valor para agregar. A menudo, los estudiantes mayores como usted tienen sabiduría y experiencias de vida que se suman a las discusiones en clase y las sesiones de estudio en grupo. No tengas miedo de hablar cuando tengas algo que decir.

Fuentes

Deja un comentario